Internet 5g

La evolución tecnológica nuevamente está dando un paso hacia adelante, en este caso de la mano de Internet 5g, la nueva tecnología de conectividad que le sigue a la actualmente en uso, su predecesora 4g. Veamos las características mas importantes, las diferencias y ventajas con respecto a la actualidad.

5g vs 4g

Las promesas de velocidad de 5G superan con creces los últimos avances en este ámbito, es decir, el paso de la 3G a la 4G. Actualmente, 4G ofrece (en promedio) 10 veces más rendimiento que 3G. Esta vez la 5G promete un rendimiento hasta 10 a 100 veces mayor que la actual 4G. En la práctica, esto significa que los usuarios con 5G ya no tendrán ningún límite de velocidad de conexión.

Ventajas

  • Así, la descarga de una película en HD no durará más de dos o tres segundos y será posible ver una película en streaming (en smartphone o tablet) en ultra alta definición, sin lentitud en la fluidez de la imagen.
  • Con 5G, se pueden transferir 20 gigabits de datos cada segundo. A modo de comparación, el promedio de velocidades de conexión proporcionadas por los operadores móviles es de alrededor de 38 megabits por segundo en 4G, mientras que teóricamente serán de 150 megabits por segundo con 5G.

En resumen, 5G será a Internet móvil lo que la fibra óptica es a Internet fija. Una tecnología necesaria para nuestro consumo del mañana.

Además de poder acceder a cualquier tipo de contenido más rápidamente desde su smartphone o tablet, 5G también se enfrenta a otro gran desafío. De hecho, es una solución técnica hecha a medida para nuestro consumo de Internet hoy y especialmente mañana. Autos autónomos, ciudades conectadas, objetos conectados, realidad aumentada y realidad virtual, tantos productos, servicios y proyectos que deben estar conectados a Internet, y esto de forma ultrarrápida.

Se calcula que para 2020 se habrán conectado más de 50.000 millones de objetos. 5G debería permitir seguir la evolución de nuestro consumo y apoyarla.

5g

¿Cuánto tiempo se tarda en desplegar?

Según las previsiones, se espera que las primeras redes de 5G estén en funcionamiento en 2020 y tengan cobertura total en 2025. Ha llegado el momento de realizar pruebas a gran escala. Otro punto importante es que el crecimiento de 5G debería permitir reducir significativamente o incluso eliminar las “áreas blancas”. Se trata de zonas poco o muy poco pobladas que en 2019 siguen estando parcial o totalmente privadas de una red de Internet móvil.

¿Hacia el final de la Internet fija?

Otro punto planteado por la llegada de la 5G es el futuro incierto de la Internet fija. De hecho, una de las consecuencias inesperadas podría ser la desaparición o, al menos, la disminución de la influencia de la Internet fija en los hogares. Cuando la 3G dominaba el mercado, las redes WiFi permitían compensar una velocidad que no siempre era óptima. 4G y su rendimiento más potente ahora permiten alcanzar velocidades tan buenas o incluso mejores. Con 5G, podemos preguntarnos si siempre necesitaremos una infraestructura fija. Además, los operadores ofrecen ahora paquetes de datos ilimitados en sus ofertas, es decir, cuando el rendimiento no se reduce significativamente después de las primeras gigas de uso.

¿Un aumento en nuestros dispositivos?

Por último, pero no por ello menos importante, la posible explosión del precio de nuestros paquetes y dispositivos móviles. De hecho, los primeros paquetes de 5G deberían ser más caros para los usuarios. Ya sea para amortizar el coste faraónico del despliegue de la infraestructura en la red, pero también para compensar la posible pérdida de ingresos de los operadores y proveedores de acceso en caso de abandono significativo de las casillas de Internet por parte de los usuarios. También requerirá inversiones en nuevos terminales, incluidos los nuevos teléfonos inteligentes.

5G va revolucionar la Internet de las Cosas

No sólo mejora la velocidad de conexión, sino que también afecta a las máquinas y cosas que harán posible un futuro más conectado e inteligente a través de una comunicación mutua más eficaz. La capacidad de transferir grandes paquetes de datos a través de múltiples redes es esencial para cumplir con la promesa de una Internet de las cosas.

En resumen, la tecnología 5G es el puente que traerá nuevas soluciones conectadas al mercado. Permitirá a los clientes hablar con sus coches, y luego se comunicarán con edificios, casas, aviones, etc.